Uvas Thompson Seedless: ¿La vid es autopolinizadora?

01 de octubre de 2014
Imprimir

La vid Thompson Seedless es autopolinizadora, así que todo lo que necesitas es una planta para producir uvas. Debido a que no hay semillas qué plantar, esta vid híbrida se cultiva al plantar esquejes de otra vid. Las uvas Seedless crecen en grandes racimos en una vid que se exparcirá y trepará un poste, un enrejado u otro árbol como apoyo.

El establecimiento de niveles de fertilidad adecuados antes de plantar ayuda a obtener jóvenes vides desde un buen comienzo. Las uvas prefieren el suelo con pH de 5.8 a 6.5. Luego que las plantas se han asentado mediante una lluvia torrencial y antes que comience su crecimiento, aplica 1/2 taza de fertilizador 10-10-10 alrededor de cada planta. Mantén el fertilizante al menos 15 centímetros de la vid. Repite cada seis semanas este procedimiento.

 

En la vid de dos años, duplica la tasa del primer año y usa los mismos intervalos. Las vides productoras necesitarán 1 kilo de 10-10-10 por planta. La deficiencia foliar de magnesio puede ser notoria a mitad del verano. Esta deficiencia se caracteriza por un color amarillento entre las venas de las hojas en las hojas de las uvas más antiguas. Si el pH del suelo es suficientemente bajo para garantizar el encalado, utiliza cal dolomítica para ayudar a prevenir la deficiencia de magnesio en años futuros. De otro modo, debe aplicarse sulfato de magnesio (sales de Epsom) y luego riega. Para las plantas jóvenes, aplica dos onzas alrededor de cada vid, manteniendo las sales alejadas del tronco 15 cm o más. Aplica 4 a 8 onzas por cada vid productora madura. Puede ser necesario dos a tres años de aplicación de magnesio para lograr el mejor desempeño de las plantas.

 

Las uvas pueden crecer en suelo arenoso o rocoso, pero asegúrate qde ue hay buen drejane; de otro modo, las raíces se enfermarán. Escoge una ubicación soleada con mucha circulación de aire para disminuir la aparición de moho que ataque la planta. Cava un huevo tan profundo como el rizoma. Si vas a plantar más de una vid, cava cada hueco a una distancia de 2, 5 metros entre cada uno. Planta filas subsecuentes de vides dejando 2, 5 metros a 3, 5 metros entre cada fila.

 

Con frecuencia, las uvas Thompson Seedless producen más racimos que la vid puede madurar de forma adecuada. Sólo quita algunos racimos. Esto permite una mejor nutrición para los racimos restantes. El vigor de la vid y la experiencia previa determinará el número de racimos que se dejará por vid. Luego que las bayas se han establecido (cuando las partes de la flores caen), quita los racimos demasiado pequeños, demasiado grandes y los deformados. Tal vez este es el paso más importante en la mejora de la calidad.

 

Para une mejora adicional de la calidad de la fruta, quita partes de los racimos restantes luego del raleo de racimos. Elimina alrededor de la mitad de cada racimo (la parte inferior del tallo principal) y deja cuatro o cinco ramas cerca a la base del racimo. A menudo, la parte inferior del racimo es compacta y las bayas toma más tiempo en madurar que aquellas que se encuentran en la parte superior.

Cortar un anillo de corteza de 0.60 cm o 0.30 cm de ancho de una rama o un tallo leñoso puede incrementar el tamaño de las bayas si se hace luego de la etapa en que las partes de las flores se caen. El alimento permanecerá en el área encima del anillo y estará disponible para el crecimiento de las bayas.

Las uvas Thompson Seedless no están realmentente deliciosas hasta que el color se torne dorado, casi ambar. No te desanimes si las uvas se caen del tallo. Evitar este problema es parte de una rápida y precoz cosecha.

 

El inglés William Thompson y su familia se establecieron en la ciudad de Yuba, Condado de Sutter en 1863. En 1872, evió a Nueva York tres esquejes llamados Lady de Coverly, de los cuales sólo uno sobrevivio. La uva, mostrada por primera vez en Marysville en 1875, se hizo conocida como la uva sin pepa (seedless) de Thompson.