BENEFICIOS PARA LA SALUD DE LAS UVAS CON PEPA

28 de octubre de 2014
Imprimir

Uvas con pepa orgánicas. Tal vez lo mejor de mi semana fue encontrarlas en la tienda. Estaba tan emocionado de verlas ahí. Sin embargo, noté que algunos otros compradores no estaban tan animados.

 

Estas pepas son “molestas” y las personas “tienen que escupirlas”, causando que sean “una pérdida de tiempo”.

 

¡Estas uvas contienen muchos nutrientes! Generalmente, las uvas sin pepa han sido modificadas en alguna forma u otra.

 

Mis tipos favoritos de uvas con pepa son las uvas concordia, las negras y las rojas, como las uvas red globe. Siento que estas son mucho más dulces que las uvas verdes.

 

Mi experiencia comprando uvas con pepa es que se preservan mejor y saben mejor que las que tienen pepa. Este es otro de esos momentos donde creo que mi cuerpo trata de hablar por mi o donde algún tipo de intuición me golpea.

 

Se afirma que las frutas sin pepa son inferiores porque son estériles. Sin la pepa han perdido su capacidad reproductiva y son menos vivas. O, como dije sin intención en la tienda al explicar a alguien por qué prefería las uvas con pepa, las uvas sin pepa son como si les quitaran el útero. En la comunidad viviente, la mayoría de los amantes de la comida ven a las uvas sin pepa como no realmente puras.

 

uvas-con-pepa2

 

Las uvas tienen ese óvalo, esa forma de ovario reproductivo. En especial verás mejor esto si cortas o muerdes una. Hago esto para recordarme que las uvas contienen la hormona y el antioxidante melatonina, así como oligopéptidos (pequeñas moléculas parecidas a las proteínas) que tienen, entre otras,  propiedades antibacteriales.

 

Hay un aceite que pueden comprar en la mayoría de tiendas naturistas llamado Extracto de semilla de uva. Se ha demostrado que disminuye la presión arterial y reduce el riesgo de enfermedades cardiacas. Las proantocianidinas son compuestos antioxidantes presentes en el extracto de semillas de uva, que, según se afirma, son cincuenta veces más efectivas que la vitamina C en la obstaculización de los radicales libres. El suplemento también contiene flavonoides, viatamina E y ácidos linoleicos.

 

Entonces, ¿por qué no consumir las semillas o pepas reales?

 

Se han realizado estudios médicos asombrosos con pepas y mujeres. Las pepas de las uvas contienen complejos de proantocianidinas oligoméricos, que el Centro Médico de la Universidad de Maryland afirma que son poderosos antioxidantes, además de contener otros nutrientes como vitamina E, flavonoides y ácidos linoleicos. Se cree que los flavonoides disminuyen el riesgo de enfermedades cardiacas al reducir lo niveles de colesterol malo, también llamado LDL.

 

De hecho, muy poca gente es alérgica a las pepas, así que si alguien te dice que es alérgico y no crees que exista tal alergia, ¡sí la hay!.

 

Normalmente, las pepas de las uvas son diminutas, a menos que comas las uvas concordia, pero contienen nutrientes altamente concentrados. Estas pepas contienen ácidos grasos de omega 3. Estas grasas son saludables y necesarias para la salud del corazón y del cerebro. Las pepas también contienen altos niveles de vitamina A y E, que son muy beneficiosas para la piel.

 

Las pepas pueden tener un ligero sabor amargo. Comerlas es seguro, pero recomiendo masticarlas o volverlas polvo. Como las pepas de lino, esto hace que el cuerpo las digiera con facilidad y no las deseche en su totalidad. Añadir pepas de uvas molidas a una sopa, un té, una mezcla de pan o galletas, un caldo o tónico es una forma maravillosa de incorporarlas a tu dieta si masticarlas es muy difícil.