ACTIVIDADES DEL CULTIVO DE LA UVA

20 de diciembre de 2013
Imprimir

Las uvas de excelente calidad que producen los parrones de Complejo Agroindustrial Beta (Red Globe, Thompson, Superior) requieren de diversas actividades, las cuales toman varios meses. A continuación conoceremos las principales.

 

  1. Poda: Consiste en seleccionar las ramas fruteras (cargadores) que quedarán en la planta, eliminando las que no van de acuerdo a la formación del sistema de producción.
  2. Picado de Sarmiento: Es la recolección, picado e incorporación del material de la poda al cultivo. Esto nos permite tener el campo limpio, eliminando hospederos de plagas. Asimismo, permite aprovechar los restos de la poda como abono.
  3. Amarre: Tiene como finalidad sujetar la estructura de la planta al sistema de conducción del parrón empleando amarres (tiras) de totora, distribuyendo ordenadamente los cargadores, preparándose para la futura cosecha.
  4. Manejo Fitosanitario: Consta de varias actividades, entre ellas las aplicaciones de agroquímicos para el control de plagas o enfermedades. Asimismo, el uso de hormonas para uniformizar brotamientos, raleo y toma de color.
  5. Desbrote: Consiste en eliminar brotes que puedan afectar el desarrollo de la planta, como brotes aglomerados o feminelas.
  6. Deshoje: Consiste en eliminar cierta cantidad de hojas a la altura de los racimos, para que estos se aireen mejor, reciban la luz necesaria, y sean más efectivos los tratamientos dirigidos al racimo.
  7. Penduleo: Consiste en bajar los brotes y racimos para una buena exposición y orden; mejorando con ello, entre otros, las aplicaciones fitosanitarias.
  8. Ajuste de carga: Consiste en seleccionar el número de racimos a dejar en planta. Se eliminan los racimos pequeños, muy grandes o mal formados.
  9. Raleo: Actividad realizada para lograr el número adecuado de bayas por racimo. Existen dos tipos de raleo:
    • Raleo Químico: Se realiza con productos hormonales como el ácido giberélico, el cual se aplica en floración (para eliminar flores).
    • Raleo Manual: Consiste en la eliminación de bayas mediante una tijera. Se aprovecha esta práctica para descolar los racimos, eliminar los falsos hombros. Se dejan entre 50 y 80 bayas por racimo.
  10. Cosecha: Dependiendo de la variedad, se realiza una cuando las bayas tienen un “grado brix” de 16 – 18 (dulce) y su color es el apropiado (ejemplo: rojizo o verde-crema).
  11. Limpieza de fruta: Consiste en eliminar bayas con defectos (de menor tamaño, con partiduras, de diferentes colores, con raspaduras por insectos, picados por pájaros y podridos). Se realiza con una tijera de punta roma para evitar dañar los racimos.
  12. Mantenimiento de estructura: Después de terminada la cosecha se revisa los parrones, con la finalidad de cambiar los tutores (palos de madera de pino tratado), cambiar de alambres y cambiar de anclajes.