Beneficios de las uvas

22 de junio de 2014
Imprimir

La combinación de una textura única y un sabor agridulce hace de las uvas un bocadillo extremadamente popular entre comidas tanto como una adición refrescante a ensaladas de frutas y verduras.

 

Las uvas son bayas pequeñas redondas que tienen carne semitransparente cubiertas por una piel suave. Algunas tienen semillas comestibles mientras que otras no tiene semilla. Como los arándanos, las uvas a veces están protegidas por una flor protectora blanquecina. Las uvas para comer o ser usadas en recetas son llamadas de mesa, en oposición a las uvas para vino o las uvas pasas.

 

LO NUEVO Y BENEFICIOSO DE LAS UVAS

Se cree que varios fitonutrientes de las uvas juegan un rol en la longevidad. El primero en la lista es el resveratrol (un fitonutriente de estilbeno presente principalmente en la piel de las uvas pero también en las semillas y la carne). Se ha mostrado recientemente que el resveratrol aumenta la expresión de los tres genes relacionados a la longevidad. (Esos genes son el SirT1s, Fox0s y PBEFs.) Curiosamente, los científicos han mostrado un paralelo entre la activación de estos genes por el resveratrol y la activación por dietas bajas en calorías. En la investigación sobre el envejecimiento y la longevidad, nuestra habilidad para nutrirnos adecuadamente con el mínimo número de calorías se relaciona nuestra longevidad, y mientras más reducimos nuestras calorías, manteniéndonos nutridos óptimamente, mejores las posibilidades de envejecer sanamente y vivir más.

 

Las uvas han sido consideradas por mucho tiempo con un alimento con un bajo índice glucémico (GI), con valores entre 43 y 53, estudios recientes han mostrado que el bajo valor GI de las uvas también es un buen indicador de los beneficios de esta fruta para el azucar en la sangre. Mejor balance de azucar en la sangre, mejor regulación de la insulina, un incremento en la sensibilidad a la insulina se ha relacionado con el consumo de jugos de uva, extractos de uva y fitonutrientes individuales encontrados en las uvas.

 

BENEFICIOS A LA SALUD

Pocas frutas han reunido tanta atención en las investigaciones como las uvas. Parte de la razón puede ser su popularidad en las dietas alrededor del mundo. Con la excepción de la Antartida,las uvas son cultivadas en todos los continentes de la tierra, y los investigadores de diferentes países han estado especialmente interesados en este alimento. Pero una mayor razón involucra la increíble composición de nutrientes en las uvas. Cada año la lista de nutrientes beneficiosos para la salud en las uvas sigue creciendo.

 

Organizados de acuerdo a sus categorías científicas, la lista a continuación te dará una idea general de la riqueza en fitonutrientes de las uvas. Mientras que es difìcil que una sola variedad de uva contenga todos los fitonutrientes mencionados abajo, las uvas en conjunto han mostrado que nos proveen de los siguientes:

 

Estilbenos

resveratrol

piceatannol

pterostilbeno

Flavanoles

catequinas

epicatequinas

procianidinas

proantocianidinas

viniferones

Flavonoles

quercetina

kaempferol

miricetina

isorhamnetin

Ácidos fenólicos

ácido cafeico

àcido cumárico

ácido ferúlico

ácido gálico

Carotenoides

Betacaroteno

luteína

zeaxantina

 

En adición a los nutrientes mencionados arriba, las uvas contienen la hormona y antioxidante melatonina así como oligopéptidos únicos (pequeñas moléculas similares a proteínas) que tienen propiedades antibacteriales.

 

Con un número impresionante de fitonutrientes beneficiosos para la salud, no sorprende que las uvas tengan varios beneficios para los distintos sistemas de nuestro cuerpo. Áreas beneficiadas por las uvas incluyen el sistema cardiovascular, respiratorio, inmunológico, inflamatorio, el sistema de regulación de azucar en la sangre y el sistema nervioso. Otra área de especial beneficio es la prevención del cáncer en especial el de mama, próstata y colon. Los siguientes párrafos te darán un enfoque más cercano en algunas áreas clave de la investigación sobre los beneficios a la salud de las uvas.

 

BENEFICIOS ANTIOXIDANTES

La riqueza de nutrientes antioxidantes en las uvas es sorprendente. Además de darnos un antioxidante convencional como la vitamina C y manganeso, las uvas están llenas de antioxidantes desde los carotenoides comunes como beta-caroteno hasta estilbenos inusuales como resveratrol, y el número total de antioxidantes diferentes va por los más de 100. (Incluso la hormona melatonina ha sido identificada en las uvas y es conocida por actuar como antioxidante) Es importante tomar en cuenta que la semilla y la piel contienen la mayor concentración de antioxidantes. Es raro encontrar una mayor concentración de antioxidantes en la parte carnosa de la uva de la que está presente en la piel o la semilla. Por este motivo, la mayoría de investigaciones sobre los antioxidantes de la uva no han sido realizadas en la uva entera. En cambio, las investigaciones se han hecho en extractos de uva que contienen semillas y carne. Como regla general, la carne de la uva contiene aproximadamente 1/20 – 1/100 de la capacidad antioxidante total de la semilla o la piel.

 

La mayor concentración de antioxidantes en la piel y la semilla no significa que no nos beneficiemos de comer la uva entera, incluyendo la carne. Pero significa que debemos tratar los estudios sobre las uvas enteras como más probable que reflejen beneficios a corto plazo de lo que se asocia con el consumo a corto plazo de uvas enteras.

 

Las investigaciones en los beneficios antioxidantes de las uvas o sus componentes incluyen los siguientes descubrimientos.

 

Las uvas y sus componentes pueden:

 

Ayudar a prevenir que ciertas enzimas relacionadas al oxígeno se vuelvan sobreactivas. Estas enzimas incluyen xantina oxidasa y catalasa.

Incremento en los niveles de glutationa en la sangre (un antioxidante crítico) también aumenta la proporción de glutationa reducida a óxido (una medida importante de capacidad antioxidante).

Ayuda a proteger las membranas de las células del daño de los radicales libres.

Reduce la oxidación de la grasa (peroxidación lípida)

Reduce los biomarcadores de estrés oxidativo.

BENEFICIOS ANTIINFLAMATORIOS DE LAS UVAS

Junto a su fuerte apoyo antioxidante, las uvas nos brindan beneficios antiinflamatorios igual de fuertes. Una vez más, los estudios en esta área raramente involucran el consumo diario de uvas enteras, sino suplementos de extractos de uva. Aun así, tenemos motivos para creer que esos beneficios antiinflamatorios son también ofrecidos por las uvas enteras, quizás no en la misma medida en una situación a corto plazo (como las pocas semanas o meses que caracterizan la mayoría de investigaciones). Es importante recordar que podemos disfrutar de las uvas durante toda la vida.

 

Las uvas han demostrado reducir el riesgo de inflamaciones indeseadas y excesivas en una gran variedad de formas. Muchas moléculas mensajeras pro-inflamatorias pueden ver sus niveles reducidos por el consumo de uva. Esas moléculas incluyen la interleukina, interleukina 1-beta y el factor alma de necrosis tumoral. La sobreproducción de las enzimas pro-inflamatorias ciclo-oxigenasa 1 y 2 es también menos probable luego del consumo de componentes de uva.

 

BENEFICIOS CARDIOVASCULARES

Ningún sistema del cuerpo está mejor situado para aprovechar los beneficios de los antioxidantes y las moléculas antiinflamatorias de las uvas que el sistema cardiovascular.Todas las células de nuestro cuerpo necesitan protección de daños potenciales por oxígeno (especialmente en nuestras arterias, donde la concentración de oxígeno es particularmente alta). Las paredes de nuestros vasos sanguíneos también necesitan un fuerte apoyo antioxidante. Inflamación crónica en nuestro sistema cardiovascular también es una preocupación primaria para varios tipos de enfermedad cardiovascular, y una óptima regulación de la actividad de nuestro sistema inflamatorio es especialmente importante para reducir el riesgo de arteriosclerosis u otras condiciones.

 

La lista de beneficios cardíacos brindados por los componentes de las uvas es quizás la más grande de todos los beneficios de las uvas. Es también una de las razones por la que el consumo de uvas en el vino tinto ha sido indicado por algunos investigadores como una clave para entender “la paradoja francesa”. La paradoja francesa refiere a las observaciones sobre salud cardiovascular en los franceses en relación a su consumo de grasas saturadas. Pese a comer grandes cantidades de grasas saturadas en su dieta regular, la población francesa en conjunto posee menores niveles de enfermedades al corazón de lo que se esperaría en una población con un consumo alto de grasas saturadas. Una de las razones puede ser el apoyo antiinflamatorio (y antioxidante) al sistema cardiovascular debido a un consumo constante de vino tinto. La idea de que el vino tinto (de uvas rojas) puede ayudar a explicar la paradoja francesa es una razón más para considerar las uvas como una gran adición a una dieta saludable para el corazón.

 

Todos los siguientes beneficios cardíacos han sido demostrados en estudios con uvas y sus componentes:

 

Mejor regulación de la presión sanguínea, incluyendo reducción si es que es alta.

Mejor regulación del colesterol, incluyendo reducción total si es alto.

Niveles de colesterol LDL reducidos

Reducción en la oxidación LDL

Reducción en los niveles de oxígeno reactivo en la sangre

Reducción en la posibilidad de adhesión de células en las paredes de vasos sanguíneos

Menor unión de plaquetas cuando no es necesario

Aumento en la liberación de óxido nítrico de las células endoteliales en situaciones en las que la vasodilatación es necesaria

Mejor regulación inflamatoria en la sangre

Aumento en los niveles de glutationa en la sangre

BENEFICIOS EN EL AZUCAR EN LA SANGRE

En términos de regulación del azucar, no todas las frutas son iguales. La sandía, por ejemplo, tiene un índice glucémico (GI) relativamente alto en el rango de 70-75 y no es considerado un alimento que puede ser comido libremente por personas con dificultades en el balance de azucar en la sangre. Las uvas, por otro lado han sido clasificadas como un GI bajo, con valores entre 43-53. En el caso de las uvas, estudios recientes han mostrado también que su bajo GI es un buen indicador de los beneficios para el azucar en la sangre. Los estudios han relacionado el consumo de uvas con un mejor balance de azucar en la sangre, mejor regulación de la insulina y una sensibilidad a la insulina incrementada. Sospechamos que el alto contenido en fitonutrientes de las uvas juega un papel clave en los beneficios relacionados al azucar en la sangre.

 

BENEFICIOS COGNITIVOS

Varios estudios recientes sobre el consumo de extracto de uva por animales, así como el consumo de jugo de uva por humanos, sugieren que las uvas pueden darnos importantes beneficios cognitivos. Por ejemplo, el consumo diario de jugo de uva en 1 ó 2 vasos diarios durante un periodo de tiempo de varios meses ha demostrado mejorar las calificaciones de los participantes en pruebas de aprendizaje verbal.Otros estudios en animales han mostrado que la acumulación excesiva de oxígeno reactivo en el cerebro puede ser prevenida con el consumo de extractos de uva, así como la acumulación excesiva de la proteína beta-amiloide en la región del hipocampo. La síntesis de moléculas pro-inflamatorias en el cerebro también han sido reducidas por el consumo de extractos de uva. Mientras que estudios de mayor escala son necesarios en humanos para comprobar estos beneficios potenciales, esperamos que los beneficios cognitivos de las uvas sean confirmados en investigaciones futuras.

 

BENEFICIOS ANTI-MICROBIALES

Numerosos fitonutrientes han demostrado tener propiedades anti-microbiales. Esos fitonutrientes van desde flavonoides comunes como quercetina hasta menos comunes estilbenos como piceatanol y resveratrol. Estudios recientes han determinado que las uvas contienen oligopéptidos únicos que tienen propiedades anti-microbiales. Exactamente cómo nos beneficiamos de esas sustancias en las uvas aún no es conocido. Pero los investigadores han empezado a especular sobre el posible rol en la ayuda para prevenir problemas relacionados con microbios como enfermedades causadas por alimentos. Mientras que la investigación en esta área está en una fase temprana, será interesante ver si las dietas ricas en frutas (o productos de uva, como vino tinto) están asociadas a niveles reducidos de estas enfermedades.

 

BENEFICIOS ANTI-CÁNCER

Las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de las uvas las hacen una protección natural contra el cáncer porque el estrés crónico oxidativo y la inflamación crónica pueden ser factores clave en el desarrollo del cáncer. Si nuestras células son superadas por el estrés oxidativo (daño a la estructura celular por moléculas que contienen oxígeno sobrerreactivo) y la inflamación crónica, nuestro riesgo de cáncer celular aumenta. Brindándonos una rica fuente de nutrientes antioxidantes y antiinflamatorios, las uvas pueden ayudarnos a evitar esta peligrosa combinación de estrés crónico oxidativo e inflamación crónica.

 

Investigaciones en componentes de uvas y cáncer se han centrado en tres tipos de cáncer: de mama, de colon y de próstata. En el caso del cáncer de mama, los fitonutrientes que han recibido la mayor atención fueron las catechinas, proantocianidinas y estilbenos. Para el cáncer de colon, la investigación se centró en los flavonoides y antocianinas (Esta tendencia puede indicar que las uvas moradas, rojas y negras son mejores elecciones para la prevención del cáncer de colon que las verdes). Un desarrollo interesante en la prevención de cáncer de colon y las uvas involucra estudios en el GADF o fibra dietética antioxidante de uvas, que es vendida en supermercados como suplemento dietético. La idea de que fibra de uva y fibra antioxidante se combinen para brindar apoyo especial al colon suena completamente lógica. La fibra es muy necesaria para un colon saludable y las uvas nos brindan un gramo de fibra en cada 60 calorías. Los antioxidantes también son necesarios y las uvas son ricas en estos. Esta combinación de antioxidantes y fibra puede ser una de las razones por las que la prevención de cáncer de colon se ha dirigido a investigar en uvas. En el área del cáncer de próstata, los estilbenos son los que tienen la mayor prioridad en la investigación de las propiedades anti-cáncer de las uvas.